Aphelandra, afelandra

Aphelandra o Afelandra

La aphelandra o afelandra es una planta de interior con mucho atractivo gracias al color verde brillante de sus hojas, que contrasta con el blanco crema de los nervios. Tiene espigas terminales, que es de donde surgen las flores, que suelen ser de color amarillo, naranja o rosa.

Nombre científico:

Aphelandra squarrosa

Nombre común:

Aphelandra, Afelandra

Familia:

Acantáceas

Origen:

Brasil

Descripción:

Planta de hojas verdes con vistosas nervaduras blancas. Las flores, amarillas o naranjas sobresalen de unas brácteas del mismo color, reunidas en una espiga. Hay dos variedades principales: Leopoldii y Lousiae.

Floración:

Presenta flores amarillas o naranjas.

Ubicación:

Luz solar indirecta

Suelo:

Turba con un poco de arena añadida.

Riego:

Riego frecuente

Abono y Fertilización:

Se abona semanalmente durante el periodo primavera verano, un abono líquido que se encuentra en los comercios y viveros especializados.

Plagas y enfermedades:

Cochinilla y pulgones.

Reproducción:

Por esquejes de punta o apicales (los situados en la parte de arriba de la planta) del tallo al final de la primavera.

Problemas:

Puede presentar manchas blancas bajos las hojas, lo cual indica la presencia de cochinillas, Si hay hojas deformadas, habrá piojos o pulgones.

Si se caen las hojas es porque el clima de la habitación está demasiado seco: humedecer la tierra.

Cuidados de la afelandra o aphelandra:

  • Requiere una temperatura entre 16 y 20 °C y necesita una elevada humedad atmosférica.
  • La aphelandra necesita luz debe ser abundante y tamizada; no le agrada la luz del sol directa.
  • Es necesario regarla a menudo: si la humedad es escasa se acelera mucho la caída de las hojas de la parte baja.

Fotos de aphelandra: